miércoles, 6 de agosto de 2014

LOS DOMINGOS A LA MAÑANA SÓLO VEO PERSONAS DE MÁS DE 50 CAMINANDO POR EL ROSEDAL

Es natural que a medida que envejezcamos perdamos horas de sueño.

Durante los años que conviví con mi abuela recuerdo que en verano alrededor de las 7 ella ya estaba regando el patio mientras yo todavía dormía.

En promedio durante los veinte dormimos unas 7,5 horas. Pero cuando llegamos a los cuarenta perdemos unos 30 minutos de sueño. Esta tendencia continúa hasta la vejez. A los ochenta nos vamos a levantar 1 hora 40 minutos antes que nuestros nietos.

Quizás esa sea una de las razones por la que los domingos a la mañana escasean los jóvenes en los parques.

Link: http://fitnut.co.uk/ebooks/Sleep.pdf















No hay comentarios: