miércoles, 7 de octubre de 2015

El tipo de cambio no tiene importancia


Jamás, en toda la historia económica, el tipo de cambio determinó el crecimiento económico de un país. El precio del dólar -o de cualquier divisa- no tiene relación alguna con la capacidad de crear riqueza.

La riqueza de un país es el resultado de la implementación de nuevas ideas que modifican la realidad física y los vínculos interpersonales.

Si la ejecución de esas ideas genera productos de calidad, instituciones que favorecen el intercambio, que promueven un medio en donde es más fácil distinguir a los que producen valor de los que no, que genera colaboración en un contexto de competencia, y bienes y servicios que nos permiten crear más valor en menos tiempo y en mejores condiciones. Entonces, si eso sucede, hay progreso. Y todo eso no tiene relación alguna con el tipo de cambio.

Por otra parte, la calidad de la materia prima no tiene mucha relevancia en el resultado final. Ni la abundancia o escasez de recursos naturales.

Lo que se necesita es generar ideas, innovaciones, y personas deseantes de ejecutarlas. Porque no basta con tener ideas para que haya progreso, tiene que haber creación, si no hay creación, no hay progreso.

No hay comentarios: