jueves, 15 de octubre de 2015

Wazear la General Paz



Dado el creciente volumen, y calidad, de datos, en el futuro cercano la moda será que los gobiernos más evolucionados evaluarán sus políticas públicas -planes sociales y obras- como si fueran experimentos científicos.

Un caso muy interesante podría ser el de la General Paz. Hace unas semanas se terminaron las obras de ampliación de carriles. Ahora pueden circular más autos a más velocidad.

Si pudiéramos tener todos los datos con los que cuenta Waze -la mejor herramienta online para saber qué camino tomar- sería posible evaluar cuántos minutos ganaron quienes la transitan. A la misma vez podríamos ponderar si esa ganancia se compensa con los meses de obra que tuvimos que tolerar de atascos y desvíos. E incorporar la tendencia a la disolución del beneficio; dado que la cantidad de autos continúa incrementándose, en algún momento la obra volverá a quedar chica. Es decir, es un beneficio momentáneo.

Con todos esos datos podríamos evaluar si lo que conviene es aumentar el tamaño de las autopistas o destinar la inversión a soterrar los trenes y agregar más líneas férreas, por ejemplo.

Una transformación así convertiría a la política en una verdadera ciencia capaz de generar mucho más beneficio social de lo que puede hoy.

No hay comentarios: