miércoles, 18 de noviembre de 2015

MORTALIDAD INFANTIL

Si se tiene en cuenta el dato provisorio de 2014, la tasa de mortalidad infantil en la Ciudad de Buenos Aires se redujo un 13% respecto a la de 2013. Y si se compara esta tasa con la de 2006, previo a la gestión de Macri, entonces la reducción fue del 2,5. Es más, 7 de los 10 registros más bajos de la historia de la Ciudad se dieron durante los ocho años de gestión del PRO.
De acuerdo a los datos últimos datos disponibles del Ministerio de Salud de la Nación, en el 2013 la Ciudad de Buenos Aires se ubicaba en el 4to lugar de las provincias con menos mortalidad infantil del país. Mientras que la Provincia de Buenos Aires se ubicó en el puesto 14.
En ese mismo año, la tasa de mortalidad infantil de la Ciudad de Buenos Aires fue del 8,9 por cada mil nacidos vivos. En cambio, en la provincia fue del 11 por cada mil nacidos vivos. Es decir, la probabilidad de que el bebe muriese naciendo en la provincia era un 23% superior a si lo hacía en la ciudad.
Aun cuando todo el país ha hecho un progreso -obsérvese el gráfico con la evolución de la tasa de mortalidad infantil por provincias. Desde 1980 hasta el presente la Ciudad de Buenos Aires (celeste) siempre se encontró entre las provincias que menos tasa de mortalidad infantil tienen. Mientras que la provincia de Buenos Aires (naranja) siempre tuvo tasas mayores a las de la Ciudad. Sin embargo, durante el período de gobierno de Scioli, la provincia tuvo tasas superiores a las que tuvo el país tomado en su conjunto; es decir, se rezagó en el progreso.

Por último, cuando se observa la distribución geográfica de las muertes infantiles, 4 de cada 10 de esas muertes ocurren en la provincia de Buenos Aires. Si la Provincia hubiera tenido una tasa igual a la de la ciudad, sólo en el último año se hubieran salvado 592 vidas. Mientras que si la salud en el país fuese como lo es en la ciudad, en el 2013 se hubieran salvado 1.426 recién nacidos.

No hay comentarios: