martes, 22 de diciembre de 2015

La Venganza de los Hombres

La diferencia de edad en la pareja

Si sos mujer y estás de novia o casada, las probabilidades son que tu pareja tenga alrededor de 2 años y 5 meses más que vos.

Lo más común es observar que en las parejas el hombre tenga más años que la mujer. Sólo en el 23% de las relaciones la mujer es más vieja que el hombre. Mientras que en el 64% se da que el hombre es el que supera en edad a su mujer. Así lo indican las estadísticas. Por ejemplo, en los Estados Unidos, hay un 11% de parejas en donde el hombre tiene entre 6 y 9 años más que la mujer. Pero sólo un 2,7% en donde la mujer es más vieja en esa misma cantidad de años.


Las explicaciones más exploradas en las investigaciones de género y edad se relacionan a la fertilidad, en el caso de la mujer, y la posibilidad de brindar protección económica en el caso del hombre.

Por su parte, en las parejas homosexuales la diferencia de edad entre los miembros es aún mayor. Esto es lo que muestran los datos que reunió Facebook a partir de analizar los perfiles de los usuarios. Como se puede apreciar en el gráfico contiguo, las parejas Hombre-Hombre (M-M) o Mujer-Mujer (F-F) tienen, en promedio, una diferencia de edad mayor a la que se da en los vínculos heterosexuales.


También existen diferencias culturales; como sucede en los países árabes. Por ejemplo, en Egipto la diferencia promedio de edad es de 5,09 años; más de dos veces superior a la que se observa en el mundo tomado en su totalidad.

Esta preferencia por los hombres más adultos tiene múltiples consecuencias. Una de ellas es, para la mujer, el incremento de la probabilidad de vivenciar la vejez en soledad. En Argentina los hombres tienen una expectativa de vida de 72 años, y las mujeres de 79. Si ambos tienen la misma edad, la probabilidad es que los últimos 7 años de vida la mujer los transite sin su pareja. Mientras que si el hombre es 2,4 años más grande, el período de soledad se incrementa hasta alcanzar casi una década. Otra consecuencia de estas preferencias es lo que podría denominarse como la venganza de los hombres.

La venganza de los hombres 

Cuando los hombres tenemos entre 16 y 18 años nos sucede que vemos como las chicas de nuestro curso se van con los chicos más grandes que ya están en el último año del secundario o en la universidad. Es un período donde los hombres tenemos una intensa competencia por conseguir pareja contra los de nuestra misma edad y, también, frente a los de mayor edad. Dado que las mujeres empiezan la adolescencia antes que los hombres, adquieren una madurez física y psíquica que les permite relacionarse con hombres mayores a los del grupo etario al que pertenecen. Así es que durante este período ellas gozan de un exceso de demanda, por así decir. Pero esta ventaja se diluye y con el tiempo es la mujer la que pasa a sufrir la competencia de la juventud.

Expresado de otra manera, el planteo sugerido establece que los hombres a medida que envejecen incrementan las posibilidades de estar con una pareja más joven, mientras que a las mujeres les sucede lo contrario. Cuando la mujer es joven el espectro de edad en el que se interesa–y que tiene posibilidades de concretar un vínculo- está compuesto mayormente de hombres cuya edad es igual o mayor a la suya. Esto se mantiene en el tiempo, así resulta infrecuente ver mujeres de 45 con jóvenes de 35. Mientras que en hombres sí hay muchas más posibilidades de ver situaciones en donde el varón le lleva 10 años de diferencia a su mujer. Mientras que el hombre, a medida que envejece, incrementa sus posibilidades de crear vínculos con mujeres más jóvenes. Lo cual debe resultar en una dificultad emotiva para la mujer; que al envejecer pierde la atención de su belleza en manos de la frescura de las que todavía gozan de la juventud.

De ser cierto el planteo, lo que deberíamos observar es que la distribución de diferencia de edades de las parejas debería ser una función de la edad. Esto es, debería ir cambiando y la parte derecha de la curva de distribución debería aplanarse. La oficina de estadísticas de Inglaterra posee los datos con el nivel de detalle necesario para determinar si esto es lo que sucede. Si nos enfocamos en un determinado grupo etario lo que se observa es que en las parejas (de novios o casadas) la probabilidad de encontrar un hombre de 35 a 39 años en pareja con una mujer entre 10 y 15 años menor que él es del 4%. Pero entre los hombres de 40 a 44 años esa probabilidad se incrementa y llega al 10%. O sea, hay 2,5 más probabilidades de observar un hombre de alrededor de 40 con una mujer de 25, que un hombre de 35 con una mujer de 20.

El gráfico que sigue muestra la distribución de diferencias de edad para novias inglesas al momento de casarse. La curva negra continua son las mujeres de menos de 20 años. Como se puede apreciar, esa curva está por encima del resto de las curvas en la parte donde el marido es mayor que ella (derecha). Esto quiere decir, que a más jóvenes, más oportunidades tienen de encontrar a alguien mucho mayor que ellas.


Mientras que en hombres sucede lo opuesto. La línea negra, que representa la distribución de hombres de menos de 20 años, es mucho más acotada a la derecha que el resto de las curvas.


Lo que significa que cuando los hombres somos jóvenes nuestras probabilidades de formar pareja con una mujer más joven son menores que cuando somos más viejos.

Este comportamiento está relacionado a la monogamia y a que esta sea la forma más extendida de formar pareja. Los hombres jóvenes toman conciencia de que las mujeres jóvenes están siendo deseadas tanto por los de su edad, como por los más adultos. Lo cual implica que si pierden a su pareja tendrán que ingresar en una competencia en donde los hombres sobrepasan en número a las mujeres. Esto es todavía más fuerte en sociedades en donde la población está reduciéndose, como sucede en Japón. Allí la pirámide poblacional se fue transformando de forma tal que ahora hay un grupo de hombres adultos más populoso que los hombres y mujeres jóvenes. Allí la competencia se convierte en el juego de la silla.



Links


En EEUU hay 4,8 veces más probabilidades de encontrar una pareja donde el hombre le lleva entre 10 y 14 años a su mujer, que una en donde la mujer esa diferencia a su marido.





http://folk.uio.no/torkildl/divnet/Papers/WilsonSmallwood.pdf



No hay comentarios: